• Joel Howard

La Paz de Su Presencia

Si usted es como yo, y si su familia es como la nuestra, ¡a veces la paz no llega caminando al hogar! Tanto los niños como los adultos tienen la tendencia de despertarse (o acostarse) frustrados, enojados o sin interés de paz y tranquilidad. Lo mismo ocurre en nuestro mundo. Si buscas paz, ¡buena suerte! Francamente, lo contrario a menudo plaga nuestros titulares y camina por nuestras calles: agitación, venganza, ira y necesidad, por nombrar algunos.


En Lucas 19:42 dice: "¡Cómo quisiera que hoy tú, entre todos los pueblos, entendieras el camino de la paz!..." La paz estaba en la mente de Jesús y la quiere para nosotros. Cuando Jesús informa a sus discípulos sobre la venida del Ayudante, el Espíritu Santo, comparte con ellos la respuesta a nuestro dilema de la paz: "Les dejo un regalo: paz en la mente y en el corazón. Y la paz que yo doy es un regalo que el mundo no puede dar..." (Juan 14:27 NTV) Pablo, en Efesios 2:14, nos dice aún más claramente: "Pues Cristo mismo nos ha traído la paz..." y Miqueas profetizó la misma solución: "Y él será la fuente de paz..." (Miqueas 5:5 NTV).


Las vistas, los sonidos y la tristeza de un mundo en guerra por lo que sólo Dios puede traer puede ser enloquecedor. La buena noticia es que la presencia manifiesta de Dios está disponible para todos a través de Jesucristo. ¡La paz de Su presencia puede ser tuya 7 días a la semana, 24 horas al día y 365 días al año! ¿Cómo la obtienes? Corrección... ¿cómo lo consigues a ÉL? Respuesta: ¡Él ya te "tiene"! Él está a la puerta de tu casa, literalmente, ofreciendo ser tu paz. En Apocalipsis 3:20 Jesús dice: "¡Mira! Yo estoy a la puerta y llamo. Si oyes mi voz y abres la puerta, yo entraré y cenaremos juntos como amigos." (NTV)


Su sangre ha sido derramada. La batalla ha sido asegurada. El regalo está listo. Invítalo a entrar hoy mismo.

50 views0 comments

Recent Posts

See All